gallery/h

Servicio de prevención de incendios en viviendas

gallery/16

servicio de detección de necesidades sociales

Una persona de 65 años tiene el doble de probabilidades de fallecer en un incendio doméstico, riesgo que se multiplica por 3 en el caso de los mayores de 75 años y por 4 si tiene 85 años. Se trata de personas mayores con movilidad reducida y con más riesgo potencial de sufrir un incendio por un descuido. Debido a alteraciones sensoriales suele costarles más darse cuenta de que algo pasa y tardan más en reaccionar. Muchas de estas personas sufren deterioro cognitivo lo que les convierte en factores de riesgo para ellos mismos pero también para los demás.

 

Mientras que algunos creen en la suerte, creen que los incendios domésticos son impredecibles e inevitables, piensan en las casualidades, tocan madera y cruzan los dedos...nosotros sabemos que la prevención es el instrumento más poderoso y efectivo del que disponemos y la clave está en proteger las viviendas vulnerables porque también estamos protegiendo a las demás.

 

Con el propósito de alargar lo máximo posible la estancia de la persona mayor en su propia vivienda de forma segura, como Empresa Autorizada de Protección contra Incendios, les resumimos en unas pocas líneas en qué consiste este servicio pionero que en la actualidad se ha convertido probablemente en una de las mayores iniciativas de la Administración Pública en el campo de la prevención de incendios con el compromiso de más de 80 Ayuntamientos y decenas de miles de personas usuarias.

gallery/thinkstockphotos-672450280

PREVENCIÓN Y AUTOPROTECCIÓN

-Análisis, evaluación y gestión de riesgos no tolerables identificando los principales riesgos que pueden existir en las viviendas. Teniendo en cuenta que muchos incendios se producen por descuidos o por el desconocimiento del mal estado de las instalaciones domesticas, a través de un instrumento que permite guiar la inspección y recoger los datos observados, se realiza un análisis de riesgos. Tras el análisis detallado, se elabora un informe con la evaluación de riesgo de cada vivienda encargándonos también de la gestión de los riesgos no tolerables.

-Instrucciones particulares de autoprotección para tomar todas las precauciones necesarias en caso de emergencia. Con el soporte de un manual de autoprotección diseñado especialmente para personas mayores y sus familiares se explica de una manera sencilla que hacer en caso de verse afectado por un incendio doméstico. Recopila unas pautas generales básicas de actuación explicando que hacer si el incendio se origina en la propia vivienda, si se origina en una planta superior o si se origina en una planta inferior. Quienes viven en comunidad deben tener en cuenta que su hogar está expuesto también a los problemas que puedan surgir en las casas vecinas o en las zonas comunes de los edificios y especialmente aquellos que viven en los pisos superiores ya que están más expuestos debido a la propagación vertical del fuego. Aprovechando la oportunidad que nos brinda la visita domiciliaria de conocer la situación y las limitaciones tanto de la vivienda como de la propia persona, se imparten unas pautas particulares de actuación centradas tanto en su propio entorno como en sus propias posibilidades porque tan importante es saber que hay que hacer como lo que no hay que hacer. Conocer los pasos a seguir es clave para reducir los tiempos de reacción y para una rápida evacuación.

DETECTORES DE HUMO

Suministro e instalación de los mejores detectores del mercado, garantizando la máxima calidad de los mismos reflejada en el cumplimiento de las más estrictas normas europeas, instalados y revisados por técnicos autorizado.

 

Estos dispositivos avisan de la presencia de humo mediante una alarma sonora muy fuerte para que lo puedan escuchar también los vecinos. Su alimentación eléctrica es por medio de una batería reemplazable, lo que les permite constituirse en unas pequeñas centrales de emergencia autónomas e inteligentes sin necesidad de obras. Detectan todo tipo de fuegos o humos y especialmente aquellos que se encuentran en su estado incipiente.

 

48/EPI-120 Empresa Instaladora de Protección contra Incendios

48/EMI-103 Empresa Mantenedora de Protección contra Incendios

gallery/thinkstockphotos-621141782

EVACUACIÓN- (ANEXOS PRÓXIMOS, EDIFICIOS Y VIVIENDAS)

Elaboración de croquis orientativos conociendo las características relevantes de las viviendas. Es importante reducir los tiempos de reacción para una rápida evacuación. Una accesibilidad total también significa una evacuación total. Estos croquis son complementados con un estudio de accesibilidad tanto del edificio como de la vivienda revisando los anexos próximos y conociendo las características relevantes del edificio que se reflejan en el mismo informe que contempla la evaluación de riesgo de cada vivienda.

gallery/thinkstockphotos-133869910

Durante el desarrollo del incendio y debido fundamentalmente al humo, el trabajo de intervención se desarrolla en condiciones de muy baja visibilidad, circunstancia que exige adoptar medidas de seguridad complementarias para asegurar el acceso y la salida de una zona de escasa visibilidad, mediante la utilización de cámaras de visión térmicas, cuerda guía o la propia manguera de extinción, de tal forma que ante algún problema de desorientación, garanticen la evacuación del personal de intervención. A la llegada al incendio del primer vehículo de Bomberos es cuando el mando de Policía Local que hasta ese momento ha ejercido el mando de la intervención, le facilita el croquis de la vivienda al mando de bomberos junto con toda la información disponible de la emergencia: características del incendio, personas atrapadas, etc. Una vez coordinada la llegada de las dotaciones (bomberos, ambulancias) y facilitado el acceso a los vehículos pesados y su emplazamiento, estos croquis de las viviendas facilitan información de gran utilidad dentro del procedimiento de actuación conjunta entre Bomberos y Policías

gallery/thinkstockphotos-664845398
gallery/thinkstockphotos-817389124

Del análisis estadístico se puede afirmar de forma categórica que la práctica totalidad de las muertes podrían haberse evitado dotando las viviendas de este sistema que colabora en la detección y en el control de los fuegos. El objetivo reside en reducir los tiempos de alerta para salvar vidas produciendo un mayor nivel de protección tanto a las vidas como a los bienes.

El continuo aumento de la tasa de envejecimiento obliga a que las estructuras establecidas se adapten a las nuevas necesidades, por lo que la planificación de servicios para la atención de las personas mayores es una necesidad más que evidente para todos los estamentos de la Administración Pública y especialmente para los Ayuntamientos. Es por ello que muchos Ayuntamientos están preocupados por la situación y las condiciones en las que viven las personas mayores y, en especial las que viven solas. Por esta razón conjuntamente hemos puesto en marcha un OBSERVATORIO para conocer directamente sus necesidades; prever y prevenir las posibles y potenciales necesidades que se van a producir; y mejorar el entorno físico y social de nuestros mayores.

 

En definitiva, el motor de esta colaboración es atender a las personas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad e intentar mejorar las condiciones de vida de quienes sufren más dificultades. La recogida de información se realiza en los propios domicilios a través de una entrevista estructurada y unos ítems que nuestros trabajadores sociales debidamente colegiados tienen que valorar para poder identificar personas con necesidades especiales así como necesidades relacionadas con los Servicios Sociales de Base.

gallery/thinkstockphotos-137014992

Uno de los ejes principales de este programa son el maltrato y el aislamiento social. Dos situaciones que pueden afectar de manera especialmente destructiva a las personas mayores y que bien por su invisibilidad, sobre todo en el caso del maltrato; bien por no ser muy lejano a la imagen que se tiene de la vejez, en el caso del aislamiento social, corren el riesgo de pasar desapercibidos y no recibir la atención de la comunidad.

 

Desde nuestro punto de vista la forma más efectiva de abordar el reparto de los recursos disponibles (tiempo, dinero y esfuerzos) requiere un diagnóstico de necesidades previo a la planificación, identificando cuatro tipos de necesidades: las normativas, las percibidas, las expresadas y las relativas. Por ello, una vez realizadas las entrevistas domiciliarias se elabora:

Un Informe Social de cada persona entrevistada con propuestas de intervención.

Un Estudio General de necesidades sociales de las personas mayores del municipio.

Una Tabla de Intervención

En definitiva, es obvio que para entender las características de una ciudad amigable con las personas mayores es esencial ir a la fuente. Este servicio es un punto de partida para muchas actividades de desarrollo comunitario y participación social porque en ocasiones, los esfuerzos combinados para alentar y motivar a las personas mayores a la participación pueden marcar la diferencia entre la participación y el aislamiento

gallery/thinkstockphotos-498558100